Blogia
Antiguo ¡Desperta Ferro!

Un microcuento y mucha esperanza

Un microcuento y mucha esperanza

Ahora soy cierzo, águila sobre altas cumbres del Moncayo. Desciendo robledales, hayedos, pinares manchados de acebo. Palpito con la montaña, respiro con cada hoja. Soy el corzo, la garduña, nado fresca bajo el agua. Escarbo cual musaraña, exploro verdes tesoros. Todo eso y todo nuevo, como si hablara de un sueño.
Y tú que me miras ¿me sueñas?

Hasta aquí el microcuento, con él participo en la Lotería Bitacorera 2006. La esperanza: ¡a ver si por lo menos nos paga una buena cena de celebración!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Antonio Novo -

Carlos, creo que este es el tao de los montañeses ;-)
Antonio, pensé en introducir al jabalí, así como al buitre, pero no estaban allí, y no es cuestión de mentir ¿verdad?

Antonio Montañés -

Me falta un jabali para tener representada la fauna del Moncayo.
Un abrazo

El -

Qué curiosa mezcla de taoísmo y pirineo...
Es bonito, una faceta que desconocíamos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres